La Zanja Sanitaria

La acumulación de lo que hemos denominado como “residuos comunes”, es decir, residuos que no se pueden reciclar ni reaprovechar (como varios tipos de plástico, metales y vidrios rotos) nos llevó a buscar la manera más responsable de disponer de ellos. Ciudad Saludable propuso la construcción de una zanja sanitaria -un pequeño relleno sanitario- bajo la supervisión y orientación del ingeniero sanitario Luis Sáenz.

Materiales no reaprovechable que irán a la zanja sanitaria

  • Telas sintéticas
  • Plásticos que no pueden reciclarse en la región; # 3, 4, 5, 6 y 7.
  • Bolsas de plástico
  • Etiquetas plásticas de alimentos y artículos de limpieza
  • Papel laminado
  • Vidrios rotos
  • Metales no deseados

Materiales no reaprovechable que NO irán a la zanja sanitaria

  • Aceite de petróleo usado y otros productos a base de petróleo
  • Baterías usadas
  • Materiales peligrosos (que serán evaluados caso por caso)

Por favor mándennos sus sugerencias de cómo disponer de estos problemáticos materiales.

A pesar de que no consideramos que los rellenos sanitarios sean la solución final para los residuos sólidos, sí aceptamos el hecho de que mientras la comunidad genere este tipo de residuos (los no reaprovechables) tendremos que manejarlos de una manera segura y responsable. No obstante, estamos buscando maneras innovadoras de reducir el ingreso de estos materiales a la comunidad y buscando maneras creativas de revalorizarlos. Nosotros ya estamos reduciendo la cantidad (por peso) de residuos que ingresan a la zanja en un 87% por medio de la segregación de los residuos orgánicos y reciclables. A través de nuestros esfuerzos esperamos ver este 13% de basura reducida al 0%, siguiendo el ejemplo de Zero Waste South Australia (Cero Basura Australia del Sur). Sin embargo, por ahora estaremos probando la zanja sanitaria diseñada por Luis Sáenz, ingeniero de Ciudad Saludable.

El relleno piloto que estamos haciendo en San Francisco es esencialmente una zanja de 1 metro de profundidad, 3 metros de ancho y 5 metros de largo. Cada pared de la zanja forma un ángulo de 45° con la base, que mide 1m x 3m, lo que le da a la zanja un volumen total de 9 metros cúbicos. Nuestro plan original era cubrir las paredes y la base de la zanja con 10cm de arcilla compactada para crear una capa impermeable de protección. Sin embargo, el ingeniero Sáenz nos aseguró que el suelo arcilloso del lugar (la arcilla es el material parental del suelo amazónico) tiene el factor de impermeabilidad suficiente, por lo que no sería necesaria una capa de protección extra.

Como parte de nuestro estudio piloto vamos a medir el volumen de los residuos comunes que entren a la zanja y el tiempo que ésta demore en llenarse. Esta información nos dará un buen estimado del tiempo de vida útil del área del terreno que hemos destinado al relleno sanitario. También incluiremos los siguientes pasos como parte del monitoreo y mantenimiento de la zanja:

  1. Los depósitos semanales serán pesados y su volumen, tanto suelto como compactado, será medido.
  2. Los depósitos serán compactados en la zanja y luego cubiertos con una fina capa de arcilla compactada, creando así una capa impermeable entre cada depósito. Esta capa, además de impedir filtraciones de agua contaminada, nos ayudará a evitar que los depósitos se vuelen con el viento, un problema que afrontan muchos botaderos informales de la región.
  3. Cuando la zanja se llene, será cubierta con una capa impermeable de arcilla compactada de 10cm y luego con 20cm de tierra fértil que nos permitirá sembrar plantas. Aún no sabemos qué plantas serían óptimas (¿flores, árboles maderables?), así que por favor envíennos sus ideas.
  4. Una vez que la zanja haya sido llenada, cavaremos una nueva pegada a ella, siguiendo la pendiente natural del terreno.

La zanja piloto se cavó en un plazo de tres días por los miembros del equipo de SFS y un voluntario de la comunidad siguiendo estos pasos:

  1. Se comenzó midiendo el área total de la zanja, 3m x 5m, en la esquina noreste del terreno, a exactamente un metro de la calle y un metro del terreno vecino (que está fuera de uso).
  2. Luego se midió un área de 1m x 3m en el centro de la zanja.
  3. Se procedió a cavar la parte central, con picos y palas, a una profundidad de 1m. El suelo superficial fue separado, por su alto nivel de fertilidad, para ser utilizado en otras actividades del proyecto.
  4. Después se cavaron las paredes a un ángulo de 45° para completar la zanja.
  5. Para evitar que la zanja se inunde, se cavó un canal de 40cm de ancho y 30cm de profundidad a lo largo de los costados elevados de la zanja, para así dirigir el agua en la dirección natural de la pendiente.
  6. El paso final será la construcción de un techo movible de 6m x 6m para proteger la zanja de la lluvia.

5 Respuestas a “La Zanja Sanitaria

  1. Pingback: San Francisco Saludable

  2. Pingback: Servicio de Recojo de Basura SFS « San Francisco Saludable

  3. Buenas tardes me gustaría saber si las medidas y los pasos de construcción del microrelleno sanitario que detallan son standard, porque estoy iniciando un proyecto de escuelas saludables. Le agradeceré mucho

  4. Thank you for sharing your info. I really appreciate your efforts and I will be waiting for your further
    post thank you once again.

  5. Everyone loves it when individuals come together and share ideas.
    Great site, keep it up!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s